Vacaciones de Semana Santa en Bali

Con motivo de nuestro viaje de Semana Santa queremos recomendaros algunos de los sitios más bonitos que hemos visitado en Bali y daos algunos consejos.

Bali es una pequeña isla de Indonesia de tan solo 145 km de largo y 80 km de ancho, en la que habitan 3 millones de personas. Es conocida como el paraíso de los surfistas, pero la realidad es que esconde mucho más que gigantescas olas. Bali es una caja llena de sorpresas.

Bali es una isla salvaje, con paisajes maravillosos, playas paradisiacas, puestas de sol impresionantes y repleta de templos espectaculares.

 A pesar de las cortas distancias entre los sitios, los recorridos en coche son largos debido a los atascos que se originan en las carreteras, y es que tienen una pequeña desventaja en cuanto a las infraestructuras. Aún así, ¡merece recorrerse la isla entera!

Nosotros os vamos a contar algunas de las excursiones que hicimos por si algún día os animáis a visitar la hermosa isla.

Antes de nada unos pequeños consejos: planificar las rutas con un conductor del hotel en el que os alojéis, pactar precio y hora de salida. Os recomendamos que madruguéis para que os dé tiempo a verlo todo, sobre todo teniendo en cuenta que anochece pronto. No recomendamos hacer este tipo de excursiones en moto, si no es con alguien de la isla, porque el asfaltado no es muy bueno, os podéis perder (y poca gente habla inglés) y os puede llover en el momento menos esperado.

En la primera excursión que os proponemos visitamos un montón de lugares. Si os parecen demasiados siempre podéis dividirla en dos o varios días.

Nuestro primer destino: Munduk waterfall, con una parada en lo alto del lago Bratan, desde donde se ven algunos templos y zonas de campos de arroz. Munduk es una pequeña, pero increíble cascada, escondida en lo profundo de la selva.

Lago Bratan y Munduk waterfall, Bali- Viaje GLIBAYI

De camino a Mundanu, hicimos otra rápida parada en lo alto del lago Buyan donde de nuevo las vistas son espectaculares. Mundanu es un templo precioso a pie del lago Bratan.

Visita al lago Buyan y templo Mundanu, en Bali- Viaje Semana Santa Glibayi

Una de los paisajes que no os podéis perder son los campos de arroz. Nosotros, siguiendo nuestro itinerario, paramos en Jatiluwih. Podéis aprovechar esta parada para recargar las pilas en el restaurante “Billy’s Terrace”, desde donde podéis seguir contemplando las vistas.

Paisaje Jatiluwih en Bali- Viaje Semana Santa de Glibayi

En el templo de Pura Luhur Batukaru tuvimos mala suerte con el tiempo, ya que cuando está despejado, se puede ver la espectacular entrada con el volcán de fondo.

templo de Pura Luhur Batukaru, Bali- Viaje Glibayi

Por último y para acabar el día, nos sentamos a contemplar el atardecer en el templo de Tanah Lot desde una terraza, comiendo unos “noodles” y unas crepes de plátano, típicas de Bali.

templo de Tanah Lot, noodles y crepes de plátano, Bali - Viaje Glibayi

Otra excursión que os proponemos, menos movidita, es pasar el día en la playa de Kuta, donde se concentran la mayor parte de los “surferos” de la isla, en un chiringuito hippie llamado “La Plancha”. ¡Cocinan unas hamburguesas riquísimas!

Chiringuito hippie "La Placha" en la playa de Kuta, Bali - Viaje Glibayi

Otra puesta de sol que no podéis perderos es la del templo Uluwatu, conocido por sus famosas danzas y los monos “ladrones”. Planificar el trayecto con el conductor del hotel, para llegar a ver el espectáculo y después disfrutar de las vistas desde la altura del templo. ¡Ojo! Cuidado con los monos, que si os despistáis os pueden quitar las gafas o hasta las cámaras de fotos.

Templo Uluwatu, Bali - Viaje Glibayi

Si os apetece pasar un día de relax, ir a pasar el día a la playa de Padang Padang, hasta que se vaya el sol. Los atardeceres en Bali son cada cual más espectacular, os animamos a que no os los perdáis.

Los mejores atardeceres en la playa de Padang Padang, Bali -Viaje Glibayi

Para cuando el sol se haya ido, podéis ir a Jimbaran a disfrutar de una romántica velada cenando marisco en alguno de los restaurantes que hay a pie de playa.

Cena romántica en Jimbaran, Bali - Viaje Glibayi

Deja un comentario