Terapias alternativas para los niños

Sin duda alguna los beneficios de las terapias alternativas en el mundo occidental son cada día más palpables. Estas técnicas inocuas son aplicadas del mismo modo a los niños. Y es que alientan no sólo el cuerpo sino también la mente y el alma, lo que muchos relacionan con las emociones por medio de las cuales somatizamos algunas enfermedades. De ahí su importancia a la hora de combatir dolencias o desordenes emocionales tanto en adultos como en niños.

Las flores de Bach

Se trata de una terapia desarrollada hace más de 70 años por el médico inglés Edward Bach. Son esencias a las que se le atribuyen propiedades sanadoras basadas en el poder vibracional de cada flor. Actúan a nivel energético potenciando un estado positivo y creando una sensación de bienestar.

Los resultados de esta terapia en niños suelen ser más fáciles de determinar ya que hay menos carga emocional en los infantes. Su inocuidad ha sido comprobada. Es por ello recomendable como tratamiento complementario en niños hiperactivos, agresivos, con déficit de atención, introvertidos o con cualquier trastorno emocional que pudiese comprometer su salud.

Terapias alternativas

Es importante enfatizar que las flores no obligan, sino que equilibran. Cada personalidad tiene una faceta positiva y otra negativa. Estos chicos de los que estamos hablando seguramente son futuros líderes. Esto puede ser positivo o no. Sería negativo si desarrollaran más su faceta de tiranos en vez de la de dirigentes, es decir, no tener en cuenta al otro. La terapia alternativa está enfocada en alcanzar el equilibrio entre ambos planos.

En Glibayi, os animamos a introducir a vuestros pequeños en el mundo de los productos naturales, que ayudan a los más pequeños a armonizar el equilibrio de sus emociones, sin efecto secundario alguno.

Terapias alternativas para tu bebé-Gibayi

Fotos vía: Crecer o perecer y Kena

Deja un comentario