Perros y Bebés

Muchos de nosotros tenemos mascotas y convivimos con ellas mucho antes de tener un bebé o justo cuando estamos planeando tener uno. Tener un perro y un bebé no son incompatibles simplemente hay que educar de forma adecuada a la mascota para que se acostumbre al nuevo miembro de la familia.

El tiempo de aprendizaje por parte de nuestra mascota será más largo dependiendo de su edad.

Investigando un poco más acerca de esta relación entre perros y bebés podemos concluir varios puntos que facilitarán la relación entre ambos. Para ello lo vamos a dividir en dos fases.

Antes de que nazca el bebé

Durante los meses de embarazo es importante hacer algunos cambios en la conducta de la mascota para darle un margen de adaptación y que todos estos cambios no los asocie con el bebé.
Si el bebé va a dormir en la habitación con los padres o en la habitación donde duerme el perro habrá que enseñarle que esa sala ya no será suya y acostumbrarle a que duerma en otra sala.
Hay que poner en contacto al animal con cosas relacionadas con bebés, como por ejemplo, el mobiliario que vamos a utilizar o el contacto con otros bebés para que se acostumbre a sus reacciones.
Por último, darle un espacio propio dentro de la casa a la mascota alejado de la zona del bebé.

Pregnant woman with a doggy

La llegada del bebé

Teniendo en cuenta que ya ha sido educado durante los meses de embarazo el último punto es que se familiarice con el nuevo miembro. Antes de llevar al pequeño aconsejamos ofrecer al animal una prenda del bebé para que se familiarice con el olor.
Hay expertos que advierten del peligro de la primera reacción del perro al ver al bebé por lo que sugieren el uso de la correa, esta reacción puede ser de alegría o no, de igual manera puede empezar a saltar y puede hacer daño al bebé.
Al mostrar al pequeño a la mascota hay quir cubre con la mano la cabeza del bebé para que el perro entienda que hay que protegerlo.

Bebé con perrito

En cualquier caso, los perros son los animales más fieles y que mejor se adaptan a nuevas situaciones. Cuando el perro haya olido y se haya acostumbrado a la presencia del bebé la relación empezará a ser cada vez más estrecha.

Los perros son uno de los mejores métodos para el aprendizaje y desarrollo de los niños, por ejemplo, inconscientemente a ambos se les da la responsabilidad de cuidar del otro.

No tengas miedo a tener un bebé y un perro porque puede ser la mejor experiencia si se cuidan algunos detalles como los antes mencionados.

¿Relación perro-bebé? Mejores amigos.

Fotos vía: ABC del bebé y Blog mascotas

Deja un comentario