Conchas de colores

¿Cuántas conchas has cogido hoy en la playa? Las costas españolas están repletas de conchas de mil formas y tipos. Estos cuerpos óseos pertenecieron a algún tipo de animal marino y empujados por las corrientes llegan a la orilla y de ahí a nuestro bolsillo del bañador.

En Gliblayi te proponemos un planazo con todas esas conchas que has recogido. Lo primero que tienes que tener es: Conchas de un tamaño medio (para poder pintarlas de más de un color), acuarelas (es una pintura muy acuosa y fácil de absorber), pinceles, un mantel, un vasito de agua y un jarrón de cristal.

Conchas de colores

Pasos:

  1. Para empezar dejaremos que las conchas se sequen bien al sol.
  2. Para crear la pintura de acuarela basta con mojar el pincel en el vaso de agua y después pasarlo por la pastilla de pintura.
  3. Las conchas las puedes pintar del color que tu quieras incluso de varios colores a la vez, eso va según tus gusto. Hay que tener en cuenta que las conchas son muy porosas y absorben muy bien el agua y cogen cualquier color de la acuarela.
  4. Cuando hayas terminado de pintarlas todas vuélvelas a dejarlas al sol.
  5. Si no te ha convencido el color que le has puesto siempre le puedes dar una capa de pintura más aunque ten en cuenta que se mezclarán con el color de abajo.
  6. Cuando estén bien secas mételas en el jarrón de cristal.

Concha de color

Y ya tienes tus conchas de colores metidas dentro del jarrón para cuando llegue el invierno te acuerdes de lo guay que es el verano y lo bien que te lo pasaste. Si te ha gustado pintar las conchas también puedes hacer lo mismo con piedras porosas como por ejemplo la piedra pómez.

Como toque personal, en la concha más grande escribiría la fecha de cuando lo hiciste con un rotulador permanente negro, así recordarás para siempre el verano de 2014.

 

Fotos vía: Fun a day

One comment

Deja un comentario