Bebés y tecnología

En los últimos años, es práctica común entre los padres el dejar aparatos tecnológicos a los pequeños para que estén entretenidos. Pero, ¿compensa realmente permitir que niños tan pequeños estén rodeados de pantallas táctiles y aparatos tecnológicos, a pesar de los supuestos daños que producen a largo plazo?

Ya que las tablets y los iPad están tan presentes en nuestro día a día, vale la pena saber lo que supone sumergir a nuestros hijos en la tecnología que tantas comodidades nos da. Puede ser que a primera vista pueda parecernos demasiado pronto para que nuestro hijo tenga en sus manos estos aparatos, pero la realidad es que van a estar durante toda su vida en continuo contacto con estos.

Las nuevas tecnologías: baby monitor

Por una parte, la interactividad y el juego a los que se somete a los bebés, sí que es beneficioso para el desarrollo de sus habilidades intelectuales, sociales, etc. Asimismo, ayudan a mejorar la memoria y el rápido aprendizaje de la lectura. También, cuando dispositivos como el iPad los animan a jugar con otras personas, los padres son los encargados de pasar el tiempo con los pequeños y ayudarles a entender las actividades.

Otra ventaja que podemos encontrar en estos aparatos, con diferencia de los medios tradicionales de comunicación, es que provocan un mayor número de reacciones en los niños, lo que desarrolla sus capacidades de responder a las cosas que los rodean.

El uso de las tecnologías crece y se acerca a los usuarios más pequeños

Estos aspectos nos dan un punto de vista positivo hacia la utilización de nuevas tecnologías, que tantas dudas sembraban en los padres de niños de menos de dos años, edad a partir de la cual comienza a ser apropiado el uso de pantallas táctiles.

Ahora bien, los médicos advierten que, si bien los beneficios se pueden percibir en el desarrollo de sus facultades, se ha de evitar un uso abusivo de las nuevas tecnologías.

Fotos vía: Pinterest

Deja un comentario